BLOG

22.10.2019 / TIEMPO DE LECTURA: 2 MINUTOS

La importancia del naming para crear una marca

ljhkjgfds

Ya han pasado unos meses y empezamos a volver en sí tras conocer las palabras que la RAE había incluido en el diccionario. Lo nuestro nos ha costado porque lo de culamen, almóndiga o asín no tiene nombre.

Los jóvenes cada vez pierden más pasión por palabras ricas en significados. Las cambian por impersonales como ‘cosa’, ‘algo’ o corrompen otras tan bonitas sonoramente como albóndiga. Para nosotros, cada palabra cuenta y, a veces, es más importante que una imagen.

La importancia del naming está las palabras

De pequeños nos pusieron un nombre y nos molesta cuando alguien no se acuerda de él, es demasiado común o lo confunden con otro. A las marcas les pasa lo mismo y la media de empresas que nacen cada año es de 45.000, cada una con su correspondiente nombre.

Pero que dos marcan compartan naming, no es motivo de sonrisas. Tampoco ha de ser demasiado complicado o de bien seguro se olvidarán de la marca. Por eso es importante jugar, jugar y jugar hasta dar con los atributos fonéticos, de significado y de estructuración que cuenten la historia del producto, departamento o marca.

La importancia del naming está en la historia que transmite

A nosotros cada vez nos gusta más descubrir nuevas palabras. La de hoy es ‘berilia’. Hemos abierto un diccionario al azar y hemos topado con esta sustancia aislante de la electricidad. Un juego que nos permite dar rienda suelta a la imaginación.

Mucho juego de palabras y conocimiento de ellas necesitamos para contar las historias y crear el storytelling que hay tras cada naming. Nos hemos vuelto amigos irrefutables del diccionario porque sin él es muy complicado concebir nombres.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de usuario. Si continúa navegando, está aceptando su uso y nuestra política de cookies. Más información.